Recibimiento a Hanna Slater

El blog en Internet de nuestro vecino Abdón Dorca: Corrubedo como nunca lo has visto, desde un rincón del bar pequeño https://barpequeno.com/ publicó el 26 de octubre de 2016 el artículo Salvar el Debonair, un pueblo en misión humanitaria, en el que relataba el naufragio en nuestra playa de la Ladeira del yate en que viajaban Willian Oscar Davis, de 39 años, su esposa Heather de 25 y su hijo Thomas, con solo 9 meses de vida. En el artículo cuenta también el esfuerzo solidario del pueblo para ayudar a la familia a recuperar el yate y darles cobijo durante sus cuatro meses de estancia en Corrubedo, y como ese esfuerzo solidario mereció para el pueblo la concesión de la Medalla de Salvamento de Náufragos colectiva, que en su día fue impuesta con todos los honores a la imagen de la Virgen del Carmen que se venera en nuestro templo parroquial.

Tres años después, con el artículo Después del Debonair de 19/01/2019, Abdón nos cuenta como Kay, hija de los náufragos, se puso en contacto con el blog a través de una carta en la que después de confesar que buceó en la red en busca de Corrubedo ante la visita a efectuar por su hija Hanna a la ciudad de Vigo en un intercambio de estudiantes, cuenta su sorpresa al descubrir la huella dejada por sus padres y hermano en el pueblo y relata las vicisitudes vitales de sus padres Wilian y Heather y su hermano Thomas, después de su partida de Corrubedo. Del intercambio de correos electrónicos entre Kay, Abdón y Fernando Vilariño nació la idea de dar a la nieta de los náufragos un recibimiento institucional si visitaba Corrubedo.

Felizmente, Hanna visitó Corrubedo y fue recibida por el Alcalde Manolo Ruiz, que le obsequió una réplica en cerámica de Sargadelos de nuestro faro de Corrubedo, el párroco D. Gelasio que la acompañó a ver la medalla prendida en el pecho de la Virgen y Suso Freire, Fernando Vilariño Y Francisco Sánchez en representación de la Asociación Corrubedo 11 siglos.

Después de los discursos de rigor, la Asociación entregó a Hanna un dossier acerca del naufragio y su repercusión en la prensa y en el pueblo, y la Expresidenta del Club de Jubilados le entregó un plato de los confeccionados con motivo de la instalación del monolito conmemorativo de los 50 años de la concesión de la medalla. El acto tuvo lugar al lado del monolito conmemorativo, y fue especialmente emotivo para las familias que colaboraron en su día en el rescate y acogida de los náufragos, algunos de cuyos miembros estaban presentes y pudieron departir con Hanna.

El acto tuvo importante repercusión en prensa, con reportajes previos y posteriores en la prensa regional y en Tele Barbanza. En el blog del bar Pequeño se reflejó a través de un magnífico artículo titulado Crónica de un reencuentro de 24/02/2019 en el que se da cuenta de la visita y los actos de la misma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *